CLAUSURAN CON ÉXITO SÉPTIMA FERIA DE EMPRENDEDORES

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Con la celebración del premio Pepín Corripio al Emprendedor, finalizó este miércoles la Séptima Feria al emprendedor que coordina el Ayuntamiento del Distrito Nacional en la cual fueron presentados 34 proyectos en diferentes áreas.

Los primeros lugares fueron beneficiados con premios de hasta 300 mil pesos.

En un ambiente de júbilo los jóvenes emprendedores recibían sus premios.

El primer lugar lo obtuvo el proyecto EnFila, una aplicación móvil que permite hacer turnos en establecimientos comerciales desde su celular, el segundo premio lo recibió Ozeano Swimwear, una marca de trajes hechos con botellas de plásticos recicladas y el tercero correspondio a Labydo, una realidad virtual enfocada en el desarrollo de aplicaciones para el sector educativo.

Otros creativos proyectos también fueron reconocidos.

La séptima Feria de Emprendedores se desarrolló los días 12 y 13 de noviembre en la plaza Down Town Center, donde jóvenes talentosos presentaron propuestas innovadoras en áreas como robóticas, tecnología,

Además en el evento fueron impartidas diversas charlas y conferencias por representantes de instituciones gubernamentales y jóvenes emprendedores que han logrado consolidar sus proyectos a fin de motivar a los estudiantes y demás asistentes a lograr sus sueños de concretar un proyecto y conseguir apoyo financiero.

Los ganadores de los tres primeros lugares tambien fueron beneficiados con una hora de asesoría con el empresario Pepín Corripio.

Impacto Social
Estas emprendedoras decidieron inicialmente destinar un porcentaje de las ventas a la fundación Reef Check RD, dedicada a la preservación de los ecosistemas marinos. Pero debían ir más allá. Y es así como esta empresa se constituyó como una marca ecológica para reducir la huella y el impacto medioambiental, utilizando como materia prima uno de los principales enemigos de los océanos: las botellas de plástico.

Lo Más Difícil
“La incertidumbre”. Como reconoce Shaina, formada en gestión hotelera, no tenía experiencia en la industria textil. Pero dejando de lado sus miedos, y, tras dedicarse un año completo a la investigación de este sector, decidió invertir los únicos ahorros que tenía, RD$ 100,000, en un sueño del que no tenía certeza si se iba a convertir en realidad. El amplio crecimiento que han tenido en este tiempo habla por sí solo. Y su participación en la Feria de ASONAHORES del pasado año fue todo un “antes y un después” en este camino.

Reto
En esta segunda etapa, su mayor desafío es estar a la altura del ritmo que van alcanzando, buscando el “empujoncito económico” que necesitan para llegar al siguiente nivel en este gran océano de oportunidades.

https://www.revistamercado.do/la-primera-marca-de-trajes-de-bano-made-in-rd/

No Comments

Post A Comment